lunes, 14 de mayo de 2007

El perfil del adicto

1. Adicciones múltiples: No existe ningún adicto que tenga una sola adicción.
2. Negación: Todas las adicciones se basan en la negación. La negación de la adicción al trabajo es quizás las más compleja.
3. Autoestima desregulada: Los adictos al trabajo tienen una autoestima devaluada o hiperinflada. Presentan muchas dificultades para aceptarse realmente como son.
4. Incapacidad para relajarse: Los adictos al trabajo funcionan bien con la adrenalina muy alta. Esta continua descarga de adrenalina es una de las causas de su dificultad para relajarse.
Como todas las adicciones, la adicción al trabajo ataca nuestra integridad espiritual y nos lleva a la quiebra de nuestra autonomía. Algunos adictos se experimentan “fuera de sus propios cuerpos”, mientras otros llegan a sentirse “fuera de sus vidas”. Porque su compulsión es una forma de no vivir, que resulta apenas distinta de la muerte.